VOGOT se anima a crear más sentidos

Foto de @Valpizzinii

Tiempo de lectura: 3 minutos

 

VOGOT es un acrónimo que sintetiza los cinco sentidos del ser humano. Martín Arceo y Micaela Gutiérrez eligieron ese juego de letras para transformarlo en la marca y a la vez en la promesa del emprendimiento que nació en 2014 y que hoy se encuentra en Belgrano 190.

Consumir VOGOT es —tal como su nombre lo augura— experimentar la comida con la vista, el olfato, el gusto, el oído y el tacto. En sus orígenes, el foco estuvo puesto en un taller de pastas instalado en una esquina poco habitual para las costumbres gastronómicas bahienses, a escasas cuadras del hospital Municipal. Ese taller, disruptivo para la escena local, funcionó durante varios años y generó un ambiente muy cuidado, con una estética delicada y amena. 

Con el tiempo, la pareja decidió buscar nuevas locaciones para su emprendimiento y también reformular el concepto, siempre bajo el amplio paraguas en el que su marca les permite moverse. Así es como, luego de una pausa para reorganizarse y en plena pandemia por COVID-19, abrieron su nuevo local en una vieja casona restaurada en pleno centro bahiense. 

El esfuerzo fue enorme y la incertidumbre aún mayor, pero parece que, en la nueva casa, VOGOT encontró su punto. 

Las pastas siguen presentes, claro: tallarines, cintas, papardelles, fusiles, rulli y mostacholes, para llevar a casa y cocinarlas al gusto de cada uno. Pero VOGOT ahora promete “galletas y pastas”.

La panadería, entonces, ganó protagonismo en la propuesta y hoy se la puede ver en todo el local. Hay galletas de todo tipo, que en ocasiones se rellenan de un dulce de leche abundante y se transforman en inolvidables alfajores. En ese camino, de panadería gourmet, también comienzan a explorar budines y especialidades de cara a las fiestas de fin de año. Para destacar del menú: el alfajor de galletas de coco con mucho (mucho) dulce de leche repostero casero. 

Es que los dulces también son caseros, con mermeladas clásicas como la de frutilla, y creaciones originales como la de naranja y chocolate blanco, que combina a la perfección la acidez del cítrico con la dulzura del chocolate más mantecoso. Al dulce de leche no solo lo hacen ellos en su cocina, sino que además lo han convertido en bebida, para los días en los que se necesita un shock de endorfinas.

La propuesta es de take away, delivery y café al paso. Se puede recorrer el local, seleccionando uno mismo los productos cuidadosamente envasados en un packaging a tono con la propuesta de la marca. El ambiente del local es bello, delicado y muy instagrameable.

VOGOT está logrando algo que todas las marcas buscan: convertir a los clientes en fans. Van por ese camino gracias a la calidad de sus productos y al muy buen trabajo comunicacional que realizan desde sus redes y el newsletter que adelanta promos exclusivas. 

VOGOT, sin dudas, merece la prueba: con tiempo, sin prisa, con hambre y ganas de disfrutar una buena experiencia. Creadores de sentidos, prometen en su slogan. Hasta ahora lo han logrado con garra y fuerza emprendedora, y todo parece indicar que seguirán por ese camino, sorprendiendo a sus seguidores. 

2 pensamientos en “VOGOT se anima a crear más sentidos”

  1. Estoy muy de acuerdo en que nos convertimos en fans. En especial, por los excelentes productos y por la calidez de la atención. Pero creo que, en Vogot logran un hermoso impacto en todos nuestros sentidos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *