Es fuerte pensar que hay lugares que hoy parecen imprescindibles en la escena gastronómica local y hace muy poquitos años todavía no existían. Algo así pasa con Madeleine, la hermosa pastelería que está en Fuerte Argentino 515, en una de las zonas más lindas de la ciudad. Modificamos el local para que se pueda disfrutar del paisaje, nos cuenta Mani (que es Madeleine), mientras tomamos un café justito al lado de la ventana que da al Paseo

Es muy lindo, para elpancito.ar, sorprenderse con cada historia. Esta pareja, que extrañaba sus sabores originarios y recaló en Bahía para investigar polímeros y otras cuestiones de la química, generan hoy una propuesta única en la ciudad, de gran calidad y mucha calidez, propia de quien hace las cosas desde el corazón.

Lo mejor que le puede pasar a un día de invierno es un chocolate caliente. Y lo mejor que le puede pasar a un chocolate caliente es que sea preparado por la mano experta de la Chacha, una vecina de Ingeniero White, repostera de toda la vida, que durante los últimos 20 años estuvo a cargo de preparar este manjar en el Museo del Puerto.

Sacame el Antojo se instaló, en poco tiempo, como una propuesta con productos de gran calidad que varios comercios de la ciudad y decenas de vecinos han adoptado para sus momentos dulces. Quienes aún no lo hayan probado deberían, en este mismísimo momento, ir a conseguir algo para conocerlos.

Un café chiquito, que sabe lo que hace y que quiere ofrecer variedades originales para enriquecer la vivencia cafetera de la ciudad. Así podríamos describir a Goethe, el café ubicado en Dorrego 89 que abrió sus puertas hace poco menos de un año y ya se ha instalado como un lugar de referencia para quien busca una experiencia distinta. 

Pato Amantini abrió su local en Bahía Blanca y la pasta se vistió de gala. Pasta del Quartiere llegó para quedarse a nuestra ciudad con una propuesta de especialidades en cocina italiana. El local inauguró el sábado 10, en Yrigoyen al 558.

Quiénes somos

Saben pretenciosas estas secciones de las webs, que prometen respuesta a semejante pregunta. Lo más honesto sería responder “no lo sabemos”, pero desorientaríamos al lector.

Por eso esbozaremos que somos comunicadores que narramos la comida. Por ahora, Diego escribe y Gero se ocupa de las redes, la fotografía y el blog. Más adelante vendrán más, vendrán otros, levará.

Las historias son de Bahía Blanca y la región. Cuando viajemos, seguramente encontraremos relatos foráneos que nos inspiren. Pero queremos, por ahora, enfocarnos acá, para ver qué hay, quiénes cocinan y cómo podemos ayudarnos a crecer gastronómicamente.

¡Que disfrutes de elpancito.ar, hasta querer limpiar el plato!

El pancito que limpia el plato